El lugar donde Santa compra los regalos

Puede que sus hijos crean que los regalos que reciban esta Navidad los trae Papá Noel (Santa Claus) , pero el veterano de la industria juguetera C K Yeung sabe que no es así. Mientras la producción se lleva a cabo en las fábricas chinas, él dice que Hong Kong es responsable de las figuras de acción, muñecas y autos a control remoto que aparecen bajo los árboles de Navidad de todo el mundo.

“Somos la principal fuente de juguetes del mundo”, afirma Yeung, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Fabricantes de Juguetes de Hong Kong. “Las compañías de Hong Kong hacen el 70% de los juguetes a nivel global”.

 

Pero a pesar de dar empleo a cientos de miles de trabajadores y de enviar millones de productos a todo el planeta, la industria se ha mantenido firme a la sombra de las grandes marcas para las cuales fabrica esos juguetes.

Yeung espera que una nueva exhibición que él ha organizado en el Instituto de Diseño de Hong Kong con más de 1.000 juguetes sirva de vitrina de las raíces jugueteras de la excolonia británica y, con el tiempo, lleve a la creación de un museo permanente.

En la exhibición se presentan toda clase de juguetes: desde raras figurillas de la dinastía Qing hasta las muñecas repollo o las tortugas mutantes ninja producidas durante el apogeo de la industria en la década de 1980 y los últimos juguetes digitales para los iPods e iPhones.

Salarios más altos

La exhibición llega en un momento clave para la industria de la juguetería que ha experimentado poco entusiasmo navideño en los últimos años. Está luchando con los crecientes costos de la manufactura en China y la lenta demanda en Europa y Estados Unidos, donde los padres de familia están gastando menos en juguetes a raíz de la crisis financiera de 2008.

Eddie Wong, director general adjunto de Silverlit Toys, que fabrica helicópteros y autos a control remoto, dice que el salario mínimo en Dongguan, la ciudad del sur de China donde está su compañía, aumentó 18% el año pasado y se espera que aumente otro 15% en 2012. “Pero incluso con los salarios al alza, hay una gran escasez de trabajadores en las ciudades costeras”, admite.

“La nueva generación de obreros, a diferencia de sus padres hace 20 años, no necesitan viajar al sur para buscar empleo, porque muchas ciudades sin litoral han crecido rápidamente en los últimos cinco años.

Y para ellos, la calidad de vida es otra consideración… estos jóvenes hombres y mujeres están descontentos por el exceso de trabajo o por su monotonía”, explica.

Según una encuesta a 149 fabricantes de juguetes de Hong Kong realizada en diciembre, casi dos tercios vieron caer su volumen de ventas este año y 57% espera que sus negocios sigan deteriorándose en 2012.

Marcas

La mayoría de jugueteros de Hong Kong está de acuerdo en que necesitan alejarse de su papel de fabricantes de bajo costo para grandes firmas occidentales y japonesas y desarrollar sus propias marcas que rivalicen con Hasbro y Mattel en EE.UU. y Bandai y Tomy en Japón. “Los márgenes se han hecho cada vez más escuálidos”, señala Yeung.

Pero con unas pocas excepciones, como el especialista en juguetes electrónicos de aprendizaje VTech, los jugueteros han sido lentos para desarrollar sus propios diseños y para crear una marca que les identifique a nivel global, dice Remi Leclerc de la Universidad Politécnica de Hong Kong.

El culpa a la cultura interna de muchos fabricantes, ya que los gerentes de producción se enfocan en producir resultados de forma rápida y no por el proceso de diseño. “Apostar por el diseño implica correr riesgos”, asegura Yeung, rodeado de juguetes en su oficina. “Y ese es un problema para muchos fabricantes”.

Los diseñadores locales también están en desventaja en la industria de Hong Kong enfocada en la exportación, que frecuentemente diseñan para culturas diferentes a la suya, agrega.

Además, los jugueteros de Hong Kong no han sabido aprovecharse del potencial de China como un nuevo mercado, pese a compartir una cultura, lo que debería darle una ventaja con respecto a rivales extranjeros.

El mercado de juguetes de China equivale en la actualidad a una quinta parte del de EE.UU. y se espera que aumente a 50% (unos US$12.000 millones) en los próximos cinco años, mientras los padres de familia chinos descubren el valor educacional de los juguetes.

Muchos de los empresarios que pasaron de ser pobres a ricos y que fundaron la industria juguetera de Hong Kong huyeron a la ciudad durante periodos de revueltas en China y eso ha influido en su visión del país como un mercado viable, dice Leclerc.

¿Industria en declive?

La pasión de Yeung por los juguetes es evidente cuando entra en su exhibición de juguetes y muestra una réplica del carruaje de la coronación del rey Jorge en 1947 hecho por Matchbox, el fabricante británico de juguetes de metales de fundición que fue adquirido por un empresario de Hong Kong en la década de 1980.

Otro detalle a destacar es un kimono para muñecas de papel que sólo se fabricó durante la ocupación japonesa de tres años de Hong Kong.

De las muñecas repollo a las tortugas ninja y de los Transformers a las muñecas Barbie, las compañías de Hong Kong han estado detrás de la mayoría de las modas jugueteras. Pero ahora que los chicos prefieren juguetes no tradicionales como los videojuegos, computadoras, música y cosméticos desde más jóvenes, hay quienes dicen que la fabricación de juguetes podría ser una industria en declive.

Eso es algo que Yeung no puede aceptar. “Mientras haya niños, necesitarán juguetes para entretenerse”.

 

Fuente: La Nación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s