El fotomatón que te deforma la cara sin avisar

Los coches descapotables son sin duda uno de los productos más aspiracionales del mercado. ¿Quién no se ha imaginado conduciendo uno de ellos a gran velocidad, notando el aire contra la cara y teniendo sensación de libertad? Es una imagen muy recurrente entre los consumidores, pero pocos de ellos llegan a hacerla realidad alguna vez.

Volkswagen ha querido universalizar esa sensación para que esté al alcance de todos, desarrollando una divertida acción promocional para dar a conocer su nuevo Golf GTI Cabrio. Gracias a ella, aquel que lo deseara podía sentir en sus propias carnes lo que supone ir a 250 km/h sin capota.

De la mano de la agencia alemana Tribal DDB, la marca confeccionó un fotomatón muy especial que recreaba su nuevo modelo de Golf. Este dispositivo lo colocaron en una de las plazas más concurridas de Berlín, donde cientos de curiosos se agolparon para descubrir qué ocurría dentro de ese simulador tan especial.

Cuando alguien entraba dentro del fotomatón y se sentaba a hacerse una foto, la máquina expulsaba una gran cantidad de aire en dirección a su cara. Quizá no fuera la agradable y mágica sensación que tenían en mente sobre los descapotables, pero la diversión estaba garantizada por la deformación que el viento provocaba en su rostro.

El punto fuerte de la acción es que la máquina realmente funcionaba como un fotomatón, por lo que las muecas de los participantes quedaban inmortalizadas. La instalación facilitaba a todos los conductores una imagen personalizada de su experiencia, que además podían descargarse desde una página web para compartirla en sus perfiles en redes sociales.

 

 

Otra manera de tener ‘cara de velocidad’ 
No es la primera vez que Volkswagen desarrolla una acción promocional jugando con la imagen que se les queda a las personas cuando van en coche a gran velocidad. El año pasado llevaron a cabo una peculiar acción de Ambient en Sudáfrica para dar a conocer los 188kW de potencia del Golf R, el vehículo más rápido de la marca.

Lo que hicieron fue contratar a modelos para que se pasearan por las ciudades con una funda en la boca que les deformaba la expresión, simulando los efectos de la Fuerza G. Para que se entendiera el porqué de esa mueca, llevaban puesta una camiseta donde se reflejaban las características del coche y se invitaba a las personas a probarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s