Una forma demasiado polémica de combatir el abuso de alcohol

Las campañas de concienciación ciudadana son en su gran mayoría impactantes, ya que para conseguir que la gente reflexione es necesario primero captar su atención. El problema surge cuando el mensaje que se transmite es tan polémico que despierta un aluvión de críticas, difuminando la verdadera intención de las campañas de mejorar algún aspecto de la sociedad.

Esto es justamente lo que ha ocurrido con una campaña del organismo público estadounidense Pennsylvania Liquor Control Board, destinado a prevenir el abuso de alcohol entre jóvenes. Para alertar de los riesgos que conlleva emborracharse, han difundido un cartel donde se relaciona de manera discutiblemente acertada el estar ebrio con la posibilidad de ser víctima de una violación.

En el controvertido anuncio se muestra una imagen que evoca una agresión sexual, junto a las palabras “Ella no quería, pero no pudo decir que no. Cuando tus amigos beben pueden acabar tomando malas decisiones, como irse a casa con alguien que no conocen. Decisiones como esas les hacen vulnerables a peligros como una violación. Ayuda a tus amigos a mantener el control y estar seguros”.

Este mensaje ha generado indignación en un gran número de personas, ya que consideran que se cargan las culpas de una violación a la víctima y a sus amigos, en vez de al agresor. Sus responsables han alegado que esa no era su intención, pero han optado por retirar la campaña tras las fuertes críticas recibidas. Algunas de ellas provienen directamente de asociaciones de víctimas de agresiones sexuales, que se han mostrado escandalizadas con la estrategia elegida para concienciar a los jóvenes.

Los otros riesgos de excederse con el alcohol

Aunque no han sido tan polémicos, la campaña lanzada por Pennsylvania Liquor Control Board cuenta con otros impactantes carteles que reflejan situaciones no deseadas derivadas del abuso de alcohol. Por ejemplo, no darse cuenta de que se ha roto el preservativo durante una relación sexual.

Curiosamente, la campaña también busca combatir la infidelidad, invitando a las personas a controlar a sus amigos para que no se excedan con el alcohol, se desinhiban y hagan cosas de las que puedan arrepentirse a la mañana siguiente.

La siempre desagradable visita al baño para vomitar es otra de las escenas elegidas para que los jóvenes se lo piensen dos veces antes de perder el control en una noche de copas. La llamada ‘cita con un príncipe de porcelana’ (el váter), puede pasar de desagradable a peligrosa con alarmante rapidez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s