Galletas Mac’Ma ‘hornea’ su resurrección

La empresa mexicana Mac’Ma, con más de 60 años en el mercado de galletas finas, busca resucitar su negocio tras haber enfrentado en 2012 una profunda crisis financiera que se agudizó con el estallido de una huelga laboral, la caída de 90% en sus ventas y el cierre de prácticamente el 100% de sus tiendas.

 

Tras concretar una alianza con Grupo Xtra, dedicada a la distribución de productos farmacéuticos principalmente, y propiedad de la familia Saba, Mac’Ma hornea una nueva estrategia de comercialización que contempla la venta de sus productos a través de las tiendas de conveniencia.

Para ello, también concretó este año un convenio con la cadena 7-Eleven, con quien ha sumado 1,300 puntos de venta, desde las 80 tiendas propias que tenía de las que sobreviven sólo dos, relató el director general de Comercializadora Mac’Ma, Xavier Olazábal.

La ampliación de sus canales de comercialización y un rediseño en sus presentaciones más pequeñas de 100 y 150 gramos serán las claves para encontrar la viabilidad y dejar atrás un camino de terror financiero.

“Anteriormente, el consumidor que iba a una tienda de autoservicios tenía que desembolsar de 35 a 40 pesos. Hoy puede consumir galletas Mac’Ma en una presentación de 12 pesos hasta los 35 o 40 pesos en distintas presentaciones”, explicó el directivo.

Sus planes para el futuro incluyen lograr un convenio con Oxxo, la mayor cadena de tiendas de conveniencia en el país, con lo que pretenden sumar 11,000 puntos de venta.

En los próximos tres años el objetivo de la firma es triplicar su tamaño, al pasar de un total en ventas de 200 millones de pesos en 2014 a 600 millones de pesos en 2017.

Esta estrategia responde a una tendencia de consumo que está obligando a las empresas a diseñar presentaciones más pequeñas de sus productos por cuestiones de costo y por temas relacionados con la obesidad, indicaron analistas.

“El crecimiento del mercado de galletas está siendo limitado por la tendencia y la conciencia hacia productos saludables. Se espera que esto continúe durante los próximos años, junto con una inclinación hacia tamaños de paquetes más pequeños, sobre todo con el aumento de los impuestos a los artículos de alto contenido calórico”, dijo la analista de Euromonitor, Bethany Gómez.

El tamaño de mercado de galletas en México es de 3,237.7 millones de dólares; la Comercializadora Pepsico Mexico ocupa el primer lugar con 38.1% del mercado; seguida por Grupo Bimbo, que aglutina el 19.6% y Kraft Foods de México, con 5.2%, según cifras de la consultora Euromonitor International.

Historia de terror

Con la rápida expansión en México de conceptos de cafeterías como Starbucks, las tiendas Mac’Ma se convirtieron en un modelo de comercialización anticuado y poco atractivo para el consumidor.

El canal que durante 20 años había significado casi 50% de los ingresos totales de la empresa (el resto provenía de lo que se comercializaba en tiendas departamentales, supermercados, entre otros) ya no estaba dando resultados. Las ventas comenzaron a bajar de forma escalofriante.

“Mac’ma perdió durante 2012 prácticamente 90% de sus ventas. Vendió 10% de lo que vendía en el 2011”, reconoció Xavier Olazábal.

Según los reportes enviados a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) de 2010 a 2012, las ventas netas de Grupo Mac’Ma (de las cuales 95% era por venta de galletas) pasaron de 207,888 millones de pesos (mdp) a 32,799 mdp, lo que representó una caída de 84% en dos años.

“El negocio tenían una ciclicidad muy marcada. Las tiendas operaban la mayor parte del tiempo en punto de equilibrio o con pérdidas, para ganar en el último mes, que era diciembre, y eso iba complicando cada vez más el negocio porque había que financiar ese tipo de operaciones”, explicó.

El panorama se empezó a tornar oscuro durante la crisis financiera de 2008, cuando la empresa que también aglutina a Pastas Pinerolo y Chocolates Ferback batalló para conseguir el financiamiento necesario para mantener el modelo de su subsidiaria.

La falta de créditos la llevó a una crisis económica que se profundizó todavía más en 2012 con el despido de 30% de la plantilla laboral y el estallido de una huelga de trabajadores que pedían aumento salarial y actualización de algunas prestaciones que la empresa no había podido cumplir.

“Ese fue uno de los momentos más difíciles, pero cuando tus ventas caen 80 o 90%, te sobra mucha gente”, dijo Olazábal.

La empresa logró llegar a un acuerdo con los trabajadores y mantuvo una plantilla delgada en espera de concretar un acuerdo con algún inversionista.

El 30 de septiembre del 2012 se formalizó la transacción con Grupo Xtra. Esta firma planeó dos inyecciones: la primera de 30 millones de pesos en diciembre del 2012; y la segunda se encuentra en proceso, con un nuevo estímulo de 35 millones de pesos que ya se formalizó pero que aún no se realiza.

Con este acuerdo, Xtra es ahora propietaria de 62% del capital social de Comercializadora Mac’Ma y Molienda Xtra, las empresas que llevan a cabo la producción y distribución de las galletas; mientras la marca de galletas Mac’Ma y Grupo Mac’Ma posee el 38% restante del capital social de ambas sociedades.

Ahora, por fin la empresa parece ver la luz al final del túnel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s